Actualidad

Sistemas de gestión de compliance penal como modelo para reducir el riesgo de cometer delitos

28 abril, 2017

A la espera de su publicación en las próximas semanas, el mundo compliance tendrá una nueva norma que podría atenuar e incluso exonerar la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Se trata del UNE 19601 Sistemas de gestión de compliance penal en línea con la reforma del Código Penal y su artículo 31 bis por la que las empresas deberán crear un órgano autónomo para la prevención de delitos.

Esta herramienta para evitar la comisión de delitos en las organizaciones, recoge una serie de requisitos para implantar, mantener e ir mejorando un sistema de gestión de compliance penal, así como un conjunto de recomendaciones sobre cómo poner en práctica un modelo de prevención del delito en filiales o socios de negocio.

Por tanto, el proyecto de Norma que ha ido gestándose durante dos años bajo la coordinación de la Asociación Española de Normalización, ha querido ir más allá de lo que establece el Código Penal con un texto que incorpora también las mejores prácticas. Y todo ello con una clara influencia de las normas internacionales en la materia.

El UNE 19601, además de por las personas jurídicas, podrá ser utilizada por cualquier tipo de organización con independencia de su tipo, tamaño, naturaleza y sector al que pertenezca.

Además, para obtener la declaración de conformidad con la norma será preciso cumplir con todos los elementos sin exclusiones. El certificado tendrá una duración de tres años con auditorías anuales de su cumplimiento.

Requisitos y buenas prácticas

  • Identificación, análisis y evaluación de los riesgos penales
  • Disponibilidad de recursos financieros, adecuados y suficientes para conseguir los objetivos del modelo
  • Uso de procedimientos para la puesta en conocimiento de las conductas potencialmente delictivas
  • Adopción de acciones disciplinarias en caso de que se produzcan incumplimientos de los elementos del sistema de gestión
  • Supervisión del sistema por parte del órgano de compliance penal
  • Necesidad de crear una cultura de compliance en la que se integren la política y el sistema de gestión
  • Concienciación y formación adecuadas de los miembros de la organización respecto de los riesgos penales
  • Control y protección de la información documentada que se determine como necesaria para demostrar la eficacia del sistema

Entre las buenas prácticas que recomienda la Norma destaca cómo llevar a cabo procesos de debida diligencia sobre socios o personal, y cómo implantar un modelo de prevención penal en filiales o socios de negocio.

Como antecedente al UNE 19601 fue la Norma UNE-ISO 19600:2015 Sistemas de gestión de compliance que contiene recomendaciones sobre elementos con los que una organización debe contar para demostrar su compromiso con los requisitos legales de obligado cumplimiento y con aquellos otros con los que voluntariamente ha decidido comprometerse.

Y con fecha 19 de abril de 2017 se publicaba el UNE-ISO 37001 Sistemas de gestión antisoborno que ofrece a las organizaciones una serie de requisitos y medidas para prevenir, detectar y gestionar conductas delictivas de soborno cumpliendo con la legislación y con otros compromisos adquiridos de forma voluntaria.

Las cotizadas siguen manteniendo sus filiales en territorios offshore con más de mil sociedades

20 abril, 2017

De las 1.285 sociedades que las empresas del IBEX-35 tienen domiciliadas en paraísos y nichos fiscales, 969 son de tipo financiero o no ha sido posible identificar actividad de tipo productivo y/o comercial de la empresa en ese territorio o país.

Es lo que describe el Informe realizado por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa sobre ‘La información fiscal en las memorias anuales de las empresas del IBEX35. Análisis del ejercicio 2015’ que analiza varios aspectos relevantes del ámbito fiscal de una empresa bajo la óptica de la responsabilidad social: la presencia o no de la compañía o de sus filiales en paraísos o nichos fiscales; el impacto económico y contribución de la empresa en un país a través del pago de impuestos; la estrategia y política fiscal y la estructura societaria; así como las operaciones intragrupo que realiza.

Con estas variables se sabe, además, que del total de 1.285 sociedades, 97 estaban radicadas en paraísos y el resto (1.188) en nichos o territorios con baja tributación para no residentes.

Banco Santander se sitúa a la cabeza con 216 filiales fuera del territorio español y en países que, o bien ofrecen menor presión fiscal para no residentes, o facilitan la ocultación de identidad de acuerdo con diversas fuentes sobre las que se basa la metodología del Observatorio de RSC; le sigue ACS con 152, ArcelorMittal con siete menos y Repsol con 120.

Es nuevamente Delaware el territorio offshore más utilizado con 463 filiales, lo que representa un 36% del total, seguida de Holanda, Irlanda, Luxemburgo, Panamá y Suiza.

Y es que en Delaware se pone en práctica una estrategia conocida como “el limbo de Delaware” o “Delaware loophole”. Este territorio permite a las empresas trasladar sus royalties y otros ingresos similares a sus compañías filiales, donde esas ganancias están exentas de tributación. Una corporación situada físicamente y que desarrolla sus actividades en otro Estado americano crea una holding de inversiones en Delaware y le otorga todos sus bienes intangibles que pasan a ser propiedad de la subsidiaria de Delaware. Entonces, la matriz mueve los beneficios a su subsidiaria que, no olvidemos, está exenta de pagar tasas por el derecho de uso de  la propiedad intelectual.

Solamente 2 de las 35 empresas analizadas, Indra y Repsol, aportan información relevante en relación a la actividad de sus sociedades offshore. Otras 5 empresas presentan información aunque con un alcance limitado. En consecuencia, la valoración global es de un 0,58 sobre un total de 3 considerándose la calidad de la información “escasa”.

Además, en el informe se constata que, pese a que por parte de las empresas analizadas hay una conciencia de que la transparencia sobre aspectos fiscales es relevante, la información facilitada no es clara ni precisa y tampoco cuenta con un desglose suficiente que permita evaluar el cumplimiento de los compromisos asumidos por la compañías.

Un 63% de las empresas analizadas, es decir, 22 de las 35, afirma contar con una política o estrategia fiscal. Sin embargo solo 14 empresas la publican en su web. El elevado número de sociedades que afirman contar con una estrategia o política fiscal se explicaría por la obligatoriedad introducida con la reforma del año 2014 de la Ley de Sociedades de Capital que establece que el Consejo de Administración de las sociedades cotizadas no podrá delegar la determinación de la estrategia fiscal de la sociedad.

Las entidades financieras envían el 83% del total de alertas que recibe el SEPBLAC

31 marzo, 2017

En los últimos cinco años, las comunicaciones de operaciones sospechosas que llegan hasta el SEPBLAC han experimentado un aumento del 60%, debido fundamentalmente a una mayor vigilancia tanto de las entidades financieras como de otros sectores.

Así se desprende de las estadísticas publicadas por la Comisión de prevención del blanqueo y movimiento de efectivo donde se destaca que solo en 2015 se tramitaron 4.757 comunicaciones, lo que supone un incremento del 2,5% con respecto al año anterior.

De esta cifra total, las remitidas por parte de las entidades financieras ascienden al 83%, lo que en números absolutos se traduce en 3.948.

Las entidades no financieras, por su parte, reportaron cerca del 14% del total de las comunicaciones en 2015. Destaca el crecimiento de comunicaciones recibidas por entidades de promoción inmobiliaria, de juegos de azar, así como el de comercios.

En el apartado de colaboración con las autoridades nacionales, también se produjo un incremento, esta vez del 15% en las solicitudes de información al SEPBLAC. Este aumento se debe a las mayores peticiones de información por parte del Cuerpo Nacional de Policía, que pasaron de 206 a 241 solicitudes, un 17% más en relación a 2014. También por parte del Departamento de Aduanas (AEAT), que aumentaron de 98 a 121, lo que supone un 23,5% más.

El Servicio Ejecutivo señala que en el ámbito del intercambio de información internacional, los organismos han promovido la comunicación espontánea, es decir, la remisión voluntaria de información que se considere de interés para un país, sin necesidad de previo requerimiento de este. Como consecuencia de esta mayor colaboración internacional en materia de inteligencia financiera, el número de comunicaciones espontáneas por otras Unidades de Inteligencia Financiera ha aumentado un 460% en 2015.

En cuanto a los informes de inteligencia distribuidos por el SEPBLAC a otras autoridades y organismos, destaca el alza en el envío de información a la Policía Nacional (2.369 comunicaciones, un 9% más), a la Guardia Civil (1.317 comunicaciones, un 28% más) y a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (1.080 comunicaciones, un 2,66% más).

El número de investigaciones iniciadas por blanqueo de capitales en 2015 se ha elevado un 11% respecto a 2014, según la información facilitada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado. Entre 2011 y 2014 la variación es ligera, con un incremento total del 10% en cuatro años.

Finalmente, destacar que también en 2015 se incoaron 400 diligencias previas por delito de blanqueo de capitales.

La relación del sector bancario de la UE con los paraísos fiscales reporta beneficios de 25.000 millones de euros

27 marzo, 2017

Oxfam Intermón en España junto a Fair Finance Guide International han publicado por primera vez un Informe que, bajo el título ‘Bancos en el exilio’, describe con datos relativos a 2015 cómo algunos bancos europeos utilizan paraísos fiscales para evitar el pago de ciertos impuestos, facilitar a sus clientes la elusión fiscal o para sortear ciertas regulaciones.

El Informe ofrece datos de los 20 bancos principales de la UE como consecuencia de la nueva normativa europea de transparencia que exige al sector que publique información sobre sus beneficios y los impuestos que pagan en cada uno de los países en los que operan.

Así, como una de las conclusiones principales se revela que estas entidades contabilizaron uno de cada cuatro euros de sus beneficios en paraísos fiscales, lo que en cifras absolutas representa un total estimado en 25.000 millones de euros.

Esto se traduce en que el 26% de los beneficios totales de estos 20 bancos fueron obtenidos en paraísos fiscales. Sin embargo, estos territorios solo albergan un 12% de su facturación total y un 7% de todos los empleados, dato que según los autores del Informe pone en evidencia una clara discrepancia entre los beneficios obtenidos por los bancos en paraísos fiscales y el nivel de actividad económica real desarrollada en esas jurisdicciones.

Y es que por cada 100 euros de actividad, los bancos obtienen un rendimiento de 42 euros en los paraísos fiscales, en comparación con los 19 euros que obtienen de media en otras ubicaciones. Además, un empleado de banco en un paraíso fiscal genera un beneficio medio de 171.000 euros anuales, cuatro veces más que un empleado medio.

Incluso, obtuvieron al menos 628 millones de euros en beneficios en países donde no contaban con ningún empleado y algunas entidades con pérdidas en otros países han reportado beneficios en paraísos fiscales.

Otra cifra. Casi 5.000 millones de euros de beneficios de los grandes se sitúan en Luxemburgo, una cifra superior a la obtenida conjuntamente en el Reino Unido, Suecia y Alemania.

En el caso de las filiales estadounidenses de los bancos de la UE, el 59% tenía su domicilio legal en Delaware. De ellas, el 42% de las que se pudo conocer su dirección, tenía su sede exactamente en el mismo lugar.

Fútbol y transparencia, ¿un binomio imposible?

14 marzo, 2017

Cláusulas secretas en los contratos de futbolistas junto a frecuentes escándalos relacionados con cuestiones fiscales de representantes o jugadores, son algunas de las cuestiones que ponen en tela de juicio que el binomio fútbol y transparencia sea posible.

Como dato positivo, y pese a que “resulta claramente insuficiente, y por ello manifiestamente mejorable”, el Índice de Transparencia de los Clubes de Fútbol de nuestro país (INFUT) elaborado por Transparencia Internacional España, registra mejores resultados en su segunda edición.

La principal conclusión del estudio es que la transparencia es una cuestión de voluntad o de actitud, más que de tamaño económico o capacidad presupuestaria, ya que los cuatro clubes mejor posicionados en el INFUT tienen una dimensión económica relativamente reducida, y un rango deportivo tanto de primera como de segunda división.

El INFUT cumple la finalidad de impulsar una progresiva mejora de la transparencia y la apertura informativa de los Clubes que integran las dos divisiones principales del fútbol español. Para ello se valora si la información requerida está o no disponible para el público y no se evalúa el nivel de calidad de la información que ofrecen ni tampoco la calidad de su gestión.

El principal resultado del estudio muestra que la puntuación media final del conjunto de Clubes alcanza un 62.8 sobre 100, valor superior al obtenido en 2015 que se situó en los 44.2 puntos. Como constante, siguen suspendiendo en transparencia económico-financiera y en la relativa a las contrataciones.

El índice se compone de sesenta indicadores y evalúa cinco áreas de transparencia de las que aprueban en tres. Concretamente en el área relativa a información sobre el Club de Fútbol, la puntuación media ha sido de 75.6; en la de relaciones con los socios, aficionados y público en general, el INFUT alcanza 74.1; y en el área sobre indicadores de la Ley de Transparencia, obtienen una puntuación media de 64.3.

En la parte baja de la tabla con una puntuación media de 40.7 se sitúa la transparencia en las contrataciones y suministros, y con un suspenso ‘alto’ aquella referida a la transparencia económico-financiera, donde la puntuación es de un 49.6. Estas dos áreas ya sacaban las puntuaciones más bajas también en la edición del INFUT de 2015.

La puntuación media de los 20 Clubes de Primera División ha sido en esta edición de 71.8, frente a 49.7 en la edición anterior, mientras que la puntuación media de los de Segunda División ha sido de 54.4, superior igualmente a la de 39.0 que alcanzaron en la edición previa del INFUT. Los de mayor puntuación han sido el Betis y el Numancia, que han logrado la máxima valoración posible (100 sobre 100). Se da la circunstancia de que el Betis obtuvo la última posición de los 41 Clubes evaluados en la pasada edición.

En el ranking global, el 71% de los Clubes, un total de 29, ha conseguido aprobar y algunos de ellos con buena nota. Además de los que han recibido la máxima puntuación, hay otros cinco que han obtenido una calificación de sobresaliente, entre ellos el Real Madrid y el Barcelona; otros 10 han obtenido notable, mientras que 12 Clubes alcanzan la puntuación de aprobado. Finalmente son doce los que han obtenido la puntuación de suspenso.